La Municipalidad de Lima continúa las labores preventivas de encauzamiento y descolmatación de las cuencas de los ríos Lurín, Rímac y Chillón, fuentes cuyas aguas cruzan la capital por distintos puntos, a fin de evitar eventuales desbordes e inundaciones de zona agrícolas y viviendas durante la próxima temporada de lluvias.

En esta ocasión, la comuna limeña, a través del Programa de Gobierno Regional de Lima Metropolitana (PGRLM) trabaja en el reforzamiento y encauzamiento del río Rímac a la altura del emblemático Puente El Ejército, en el distrito del Rímac. 

En ese tramo, informó Fabiola Pasapera, gerente del PGRLM, los sucesivos huaicos registrados la temporada pasada socavaron la pendiente natural que había bajo el puente y que servía para amortiguar la velocidad con que la corriente atravesaba la zona.

“Esto hacía que no funcionara la caída de agua lo cual podría generar un tapón que estrangule el cauce natural del río, ocasionando mayor daño a los márgenes y taludes del por la fuerza con que viene la corriente en su momento más alto. Seguimos en nuestra tarea con bastante anticipación ante las próximas lluvias”, expresó.

Pasapera Trujillo recordó que desde comienzos de año su despacho municipal trabaja en distintos puntos de los más de 300 kilómetros de río que atraviesan la capital con las aguas del Rímac, Chillón y Lurín.

Subrayó que en la actualizad se trabaja con bulldozers en la zona de Carrizales para posteriormente hacerlo en Ñaña y Huampaní.  

“Además estamos haciendo proyectos de inversión pública para construir mayor número de defensas ribereñas en la ciudad de Lima con lo cual la ciudadanía podría hacer un uso más adecuado del agua”, puntualizó.