Asegura que su partido tampoco se benefició con aportes de firma brasileña

.La lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, aseguró hoy que ni ella ni su partido político recibieron dinero de Odebrecht, como lo informó el medio brasileño O Globo, citando a Marcelo Odebrecht, quien dijo que la constructora donó fondos para su campaña presidencial.

Mediante su cuenta de Twitter, la hija del expresidente Alberto Fujimori, hoy preso por corrupción y delitos contra los derechos humanos, indicó que en la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) no existen aportes, “ni transferencias ni entregas” de la empresa brasileña.

En ese sentido, Keiko Fujimori consideró que esa denuncia constituye no solo “un refrito” contra ella y su partido, sino también una campaña de desprestigio “increíble e inaceptable”.

La información difundida en la víspera por O Globo menciona documentos relativos al testimonio de Marcelo Odebrecht, exdirector de la constructora brasileña, quien señala explícitamente que donó dinero “de la Caja 2” a Keiko Fujimori.

Por su parte  el presidente del Congreso, Luis Galarreta indico que la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, así como esta agrupación no recibió dinero de ninguna empresa brasileña y menos de Odebrecht, afirmó

En declaraciones a la prensa en el Hall de los Pasos Perdidos del Parlamento, Galarreta explicó que no existe documento que acredite la entrega de dinero, hecho que según el diario brasileño “O Globo” se produjo durante la campaña presidencial del 2011.

“Tanto Keiko Fujimori como Fuerza Popular no han recibido un sol de ninguna empresa brasileña y menos de Odebrecht, lo que hemos visto ayer es levantar nuevamente un tema que se ha explicado anteriormente”, manifestó.

Según información difundida en la víspera por el diario “O Globo”, testimonios ofrecidos por Marcelo Odebrecht dan cuenta de la entrega de dinero a Fujimori proveniente de la denominada “Caja 2”.

Al respecto, la propia Fujimori, a través de su cuenta de Twitter, descartó esta posibilidad y afirmó que se trata de una “inaceptable campaña de desprestigio”.

Asimismo, refirió que en la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) “no existen aportes, ni transferencias, ni entregas de dicha empresa”.