El parlamentario de Fuerza Popular, Kenji Fujimori, aseguró que fue arbitrario que se le haya sometido a un tribunal disciplinario luego de expresar diversas opiniones contrarias a las decisiones de su bancada, como solicitar una reestructuración del partido.

Al término de su reunión con el tribunal que ve el proceso disciplinario en su contra, precisó que explicó sus puntos de vista sobre cada una de las supuestas expresiones que habrían “afectado la unidad de este grupo”.

Considero que desde un principio someterme a disciplina ha sido arbitrario, el simple hecho que haya solicitado una reestructuración dentro de partido no es motivo para que me lleven a disciplina”, refirió.

En ese sentido, consideró que este pedido de reestructuración, así como solicitar el voto universal, un militante un voto, “ha generado cierto incordio dentro mi bancada”.

Estamos en un partido político, la materia prima en un partido es el debate, las discrepancias, las ideas, los argumentos. Aquí desayunamos y almorzamos política, y si uno no está acostumbrado a las discrepancias, que no entren a la política”, aseguró.

Respecto a la queja de algunos colegas de bancada, de hacer sus críticas fuera del partido y no en las reuniones de bancada, dijo que “el debate se da en todas las instancias”.

No solo se debe dar dentro del partido, el debate se da en todas las instancias, plazas, universidades, redes sociales y nadie puede restringir mi derecho a la libertad de expresión”, sostuvo.

Fujimori precisó que el artículo 93 de la Constitución Política, determina que los congresistas representan a la Nación y no están sujetos a mandato imperativo, por lo que “cada integrante de la bancada tiene plena libertad lo que cree y lo que piensa”.