.”Unidos por la esperanza” es el eslogan que trata de resumir el significado de la históríca visita que el papa Francisco hará al Perú en enero próximo.

La esperada llegada del santo padre a tierras peruanas comprenderá una serie de actividades en Lima, Trujillo y Madre de Dios.

Su arribo está previsto para el jueves 18 por la tarde en el Grupo Aéreo N° 8, donde será recibido por el presidente Pedro Pablo Kuczynski.

Luego del recibimiento protocolar, el sumo pontífice se dirigirá a la Nunciatura Apostólica en Lima, en Jesús María, usando el Papamóvil. 

Francisco desayunará el viernes por la mañana con el presidente Kuczynski y su esposa Nancy Lange en Palacio de Gobierno.

Antes del mediodía, viajará a Puerto Maldonado para reunirse con los pobladores de esa parte del país en el coliseo Madre de Dios. Luego visitará el Instituto Jorge Basadre y el hogar infantil Principito.

Al día siguiente en Trujillo, Francisco celebrará un misa en el balneario de Huanchaco.  Posiblemente sostendrá un encuentro con los sacerdotes, religiosas, religiosos y seminaristas de las 11 jurisdicciones eclesiásticas del norte peruano, en el colegio seminario San Carlos y San Marcelo.

Posteriormente, visitará el distrito de Buenos Aires, símbolo de todos los pueblos damnificados del norte por El Niño Costero.

Finalmente, realizará una gran celebración mariana, presidida por la Virgen de la Puerta, en la plaza de Armas de Trujillo. 

En Lima

El domingo 21 el papa Francisco dedicará el día a Lima. Su agenda se iniciará con el encuentro de las religiosas de vida contemplativa en el Santuario del Señor de los Milagros.

Luego, venerará las reliquias de los santos peruanos en la Catedral de Lima, donde también tendrá un encuentro con todo el episcopado peruano en el Arzobispado de Lima.

Al mediodía, el Papa realizará el Angelus en la Plaza de Armas y en horas de la tarde, celebrará una misa multitudinaria en la Costa Verde.