La Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) previó la posible fusión de cajas municipales en el país en el marco de la nueva norma de fortalecimiento de estos entes financieros, aprobada por el Congreso el 8 de junio pasado.

“Es un mecanismo nuevo (que trae la ley de fortalecimiento de las cajas municipales) por la cual estas entidades (en situación normal) pueden aportar el capital necesario para preservar una caja en problemas (y bajo régimen de vigilancia), convirtiéndose así en accionistas de la caja (en problemas), lo cual podría terminar en una fusión o no”, consideró la superintendenta de la SBS, Socorro Heysen.

En este procedimiento nuevo la SBS convoca a la junta de accionistas de una determinada caja municipal, que es el consejo municipal, y le solicita el aporte de capital, y en caso éste no logre realizar dicho aporte se llama a las otras cajas interesadas en contribuir a preservar la caja en problemas, explicó a la Agencia Andina.

Señaló que este procedimiento es un caso extremo al cual esperan no sea necesario llegar porque siempre se desea que los mecanismos normales de operación logren la sostenibilidad de las entidades financieras, en este caso de las cajas municipales.

Salvataje entre cajas

En su dictamen, la Comisión de Banca, Finanzas e Inteligencia Financiera del Congreso destacó que el citado proyecto propone efectuar cambios normativos en cinco temas, siendo uno de ellos el referente a la creación de un mecanismo de preservación del sistema de Cajas Municipales de Ahorro y Crédito (CMAC) para facilitar el aporte de capital en las cajas municipales sujetas al régimen de vigilancia.

La jefa de la SBS señaló que el reforzamiento del gobierno corporativo y el mayor fortalecimiento patrimonial no permitirán que se llegue a un Régimen de Vigilancia.

Régimen de Vigilancia

Heysen explicó que cuando una entidad financiera presenta serias debilidades (de capital, liquidez, entre otras) la SBS impone un Régimen de Vigilancia que es un tratamiento reservado que le permite pedir acciones correctivas a la entidad financiera (con debilidades) y generar un espacio para (su recuperación y) no llegar a una etapa peor como la intervención y el cierre de la entidad financiera.

En el Régimen de Vigilancia se solicita un plan integral para corregir las debilidades detectadas en la entidad financiera, buscando corregir el problema puntual ligado a capital y liquidez, y las causas que originaron el mismo asociadas a la gestión de riesgos y a la gestión administrativa.

“Entonces corregimos el efecto como las causas”, dijo en el seminario internacional “Regulación y Supervisión de las Cooperativas de Ahorro y Crédito, Experiencias en Europa y América Latina”.

Heysen concluyó señalando que este mecanismo nuevo que trae la norma de fortalecimiento de las CMAC, aprobado por el Parlamento la semana pasado, busca facilitar y permitir que se resuelva una caja en problemas de la misma forma como en las demás entidades del sistema financiero.

Según la Ley 27602, Ley General del Sistema Financiero, de Seguros y Orgánica de la SBS, el Régimen de Vigilancia tiene una duración no mayor de 45 días, que puede ser prorrogado por un período idéntico, por una sola vez.